Recupera tu rutina deportiva en septiembre

Septiembre, esa palabra que causa escalofríos a trabajadores y estudiantes, que tanto cuesta digerir tras un relajante verano. Septiembre, ese mes cuya llegada tantas personas temen, ya está aquí. Ha llegado y toca hacer recapitulación del verano: experiencias vividas, lugares visitados, personas que han formado parte de nuestras vacaciones… pero también en cuanto a nuestra salud y responsabilidades. ¿Hemos llevado una alimentación saludable? ¿Hemos seguido a rajatabla el tratamiento de diabetes? Y, una de las más habituales y que más cuesta responder afirmativamente, ¿hemos mantenido nuestras rutinas de actividad física?

Es habitual que con la llegada del estío, las vacaciones y los meses de calor, cambien nuestros hábitos también en lo deportivo. Al irnos de vacaciones, perdemos la tabla de horarios semanal que tan bien llevamos durante el año y se pueden trastocar nuestras físicas. Es paradójico que, disponiendo de más tiempo libre que durante el año, muchas personas encuentren menos horas para ponerse en forma. Es posible que el calor nos agote un poco las energías y la abundancia de planes alternativos nos facilite mucho buscar la excusa para no salir a correr, coger la bici o hacer unos largos en la piscina.

Sin embargo, septiembre, con todo lo negativo que trae, también nos ofrece la oportunidad de redimirnos y afrontar una nueva temporada académica o laboral cargados de salud y bienestar.

  • Aprovecha la recuperación. Si es cierto que en verano has descansado y has reducido tus horas dedicadas al deporte, ten en cuenta que esto también habrá ayudado a reducir las molestias musculares que podías arrastrar desde antes. El reposo, forzado o voluntario, siempre es una oportunidad para que el cuerpo se recupere.
  • Organízate. No hagas deporte un día por un impulso o un calentón, para luego pasar una semana en el sofá. Planifica tu rutina y recupera todos esos hábitos positivos que habías perdido.
  • Márcate objetivos realistas. Si antes del verano eras capaz de correr 15 kilómetros varios días a la semana, pero llevas dos meses parado, no pretendas volver a tus registros de un día para otro. Empieza poco a poco y ponte metas que puedas alcanzar sin forzarte demasiado, y aumenta la dureza de tu entrenamiento día a día.
  • Mantén la mente positiva. El deporte es una de las mejores herramientas de las que disponemos para reducir nuestro estrés y mejorar nuestro estado de ánimo, gracias a la liberación de endorfinas. No dejes que te pase justo lo contrario, ni te frustres si ves que te cuesta llegar al rendimiento de junio. Ten paciencia y tómatelo como una rutina que sigues por tu salud y bienestar, y no para ser más rápido o hacer mejores tiempos.
  • No te olvides tu glucosa de rápida absorción. El entrenamiento físico absorberá mucha energía, y si además tu cuerpo ha olvidado las rutinas físicas prevacacionales será más difícil mantener la glucemia en unos valores óptimos. Por ello, más que nunca, no te olvides de tener a mano unos sticks de Gluc Up 15 que puedan dar a tu organismo ese extra de glucosa cuando más lo necesita.

Compartir: WhatsApp