¿Qué papel juega el deporte en el control de la diabetes?

Este 6 de abril se celebra el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz. Se trata de una efeméride que pretende incidir en la importancia del deporte como una herramienta clave en la promoción del desarrollo sostenible. La tolerancia, el respeto, la igualdad, la solidaridad, o la superación son valores que el deporte, bien canalizado, puede ayudar a transmitir, y por ello la celebración de este día pone el foco en cómo puede ayudarnos a mejorar, tanto a nivel individual como comunitario.

Por otro lado, a nadie escapa a estas alturas la importancia que tiene el deporte para la salud personal y ciudadana. El sedentarismo, práctica opuesta a la actividad física, se asocia como factor de riesgo a múltiples patologías, incluido el desarrollo de diabetes tipo 2 o complicaciones propias de la enfermedad, y por ello el deporte debe ser una pieza clave, un pilar dentro de la vida y rutina del paciente con diabetes.

Consejos para incorporar el deporte a tu día a día

Desde Up Tu Vida, blog de Gluc Up 15, queremos sumarnos a celebrar esta fecha y reconocer el valor del deporte en nuestras vidas, como elemento clave para la salud física y mental. Y queremos también aprovechar la ocasión para recordar la importancia capital de implantar una rutina de actividad física en nuestro día a día como herramienta de lucha contra la diabetes.

  • Escoge un deporte (o más) que te guste practicar. No nos creemos que no encuentres satisfacción con la práctica de ningún deporte. Y si es así, la razón más probable es que no hayas encontrado el tuyo. Correr, nadar, bicicleta… ¡incluso caminar! Siempre que lo hagas con una rutina adecuada.
  • Planifica tu rutina. Seguro que tienes una agenda apretadísima entre el trabajo, planes, compromisos familiares… pero no te olvides de sacar un poco de tiempo para tu cuerpo. ¿No hay tiempo después del trabajo porque tienes la tarde cubierta de obligaciones? Intenta levantarte media hora antes y salir a correr antes de ducharte.
  • ¡Busca compañía! A veces la mejor forma de mantener un hábito es encontrar un cómplice con quien puedas compartirlo. Sal a correr o pasear con tu pareja, con un amigo o amiga… Si tienes perro, el animal estará encantado de acompañarte cada vez que salgas de casa a practicar un poco de ejercicio, y seguro que te da menos pereza.
  • Deportes de equipo. Siguiendo la misma línea, y si ves que ejercitarte en solitario no es lo tuyo, reúne a otras personas de tu entorno en tu situación y busca un deporte que podáis practicar en grupo. Para jugar al tenis sólo necesitas a un amigo, para pádel a tres… y si tienes muchos amigos… ¿por qué no reeditar aquellos partidos de futbito de tu infancia una vez a la semana?
  • Siempre quedará el gimnasio. Si necesitas un estímulo externo para implantar el hábito, quizás lo que necesitas es apuntarte a un gimnasio. Ya no te ofrecen sólo máquinas y pesas, sino que tendrás para elegir una gran variedad de actividades.

En definitiva, el deporte que escojas es lo de menos, siempre que tengas claro los beneficios que te aporta cada uno y logres hacer un hábito de su práctica. Si logras establecer una rutina de actividad física saludable, ¡pronto empezarás a disfrutar y lo que te dará pereza será dejarla a un lado!

Compartir: WhatsApp