Mentalízate para la vuelta al trabajo en septiembre

Ya está aquí septiembre y el verano exhala sus últimos suspiros. Las vacaciones tocan a su fin para muchas personas (aunque seguro que muchas otras han reservado alguna semana para este último mes), y hay una palabra escrita en la frente de todas aquellas personas que han de volver a ocupar su puesto de trabajo tras haber desconectado durante tantos días: estrés. El estrés de septiembre es uno de los caballos de batalla con que lidiar para muchos trabajadores y estudiantes que tienen que regresas a sus rutinas de oficina o estudio, y supone un problema añadido para los pacientes con diabetes.

¿Cómo lidiar con el estrés de septiembre y la vuelta al trabajo?

El estrés es uno de los grandes enemigos de las personas con diabetes, puesto que predispone al cuerpo para afrontar estas situaciones elevando los niveles de glucagón y epinefrina y reduciendo los de insulina, con la consecuente dificultad en el manejo de las glucemias. Por ello, saber combatirlo mediante una serie de pautas organizativas y ejercicios puede ahorrar al paciente muchos problemas.

  • Haz listas de tareas Apunta en una hoja, o en un documento digital, todas las tareas pendientes que vas a tener que afrontar los próximos días, y ordénalas por prioridad. Cuando lo hagas, verás que todo es montón de obligaciones que en tu cabeza se enmarañaba de forma asfixiante no es tan inabordable cuando lo pones sobre papel.
  • Divide las grandes responsabilidades en pequeñas tareas. Toda gran obligación, por muchas horas y trabajo que lleve, se compone, generalmente, de un montón de pequeñas tareas que puedes dividir, priorizar e ir enfrentando paso a paso.
  • Pide ayuda y delega. Si ves que no puedes con todo lo que tienes sobre la mesa, no dejes que tu orgullo se convierta en tu enemigo y aprende a buscar una mano amiga que ayude a reducir el peso de tu mochila.
  • Aprende a relajarte. Algunas técnicas de relajación pueden ser de gran ayuda para pacientes con diabetes tipo 2; tales como ejercicios de respiración, terapias de relajación progresiva, o aprender a reemplazar pensamientos negativos por positivos.
  • Haz ejercicio. Hacer ejercicio no sólo te ayudará a mantener tus glucemias bajo control, sino que te ayudará a despejar la mente y mejorar tu estado de ánimo gracias a la estimulación de la producción de endorfinas.

Y, ante todo, controla tu diabetes. Lo ponemos en último lugar para que deje mayor recuerdo, aunque debería ocupar el primero en importancia. Mantener tus niveles de glucosa controlados mediante la actividad física, el control de la ingesta energética y una fidelidad máxima al tratamiento, será tu punto de apoyo para poder afrontar con buena salud física y mental todos los retos que tengas por delante. Controla tu diabetes y ten a mano una solución de glucosa de rápida absorción como Gluc Up 15, por si en algún momento los niveles de glucosa descendieran por debajo del umbral recomendado, y necesitas un aporte extra de energía, y enfréntate con garantías a septiembre.

Compartir: WhatsApp