El aporte necesario de las soluciones de glucosa

La glucosa o azúcar en sangre es lo que nos viene a la cabeza en cuanto hablamos de diabetes. ¿Pero qué es exactamente, para que sirve y como funciona en nuestro organismo?

La glucosa representa la principal fuente de energía para las células de nuestro cuerpo, es el combustible que hace que podamos funcionar a nuestro máximo nivel. Por eso, cuando las reservas de glucosa se están agotando debido a diversos factores como problemas de nutrición, enfermedades como la diabetes o por un sobreesfuerzo físico, siempre es recomendable una pequeña dosis extra de esta “dulce energía”.

La principal fuente de alimentación del organismo en lo que a glucosa se refiere, procede de la composición de diversos alimentos que consumimos prácticamente a diario como los hidratos de carbono o los azúcares; harinas, pastas y dulces son por excelencia el claro ejemplo de aporte energético mediante la glucosa.

Sin embargo, cuando el organismo demanda un aporte extra de glucosa por riesgo de sufrir un bajón (hipoglucemia), estos alimentos no son precisamente los más idóneos, pues a simple vista no sabemos cuánto aporte de glucosa supondrá comer un trozo de pan, un terrón de azúcar o un “caramelo de los de toda la vida”. Para esta función existen productos específicos como las soluciones, geles, ampollas o tabletas de glucosa, cuyo diseño nutricional está cualificado para dar una rápida respuesta ante la situación de una bajada de azúcar en sangre.

Dentro de este tipo de productos, las soluciones de glucosa son posiblemente los más recomendables, puesto que poseen glucosa en la mayor parte de su composición (unos 15 gr. para poder aplicar la famosa Regla del 15), se pueden encontrar en diferentes y agradables sabores y son especialmente útiles para revertir “el bajón” en esfuerzos de larga duración o ante situaciones derivadas de la diabetes. Además estas soluciones se absorben rápidamente por el organismo.

Algunos estudios han comparado los distintos productos del mercado sobre  aportación de glucosa en el manejo de las bajadas graves de glucosa en personas con diabetes. Las principales conclusiones indican que la ingesta en forma de solución de glucosa proporciona un tratamiento eficaz, mientras que otros productos como el gel de glucosa o el típico zumo de naranja no se pueden recomendar de igual manera, por realizar un aporte de glucosa menor del demandado por el organismo.

¿Ya habéis probado Gluc Up 15?

Compartir: WhatsApp