Beneficios del ciclismo y precauciones en la carretera

Si te gusta el ciclismo seguro que el verano es una de tus estaciones preferidas puesto que ofrece más horas de luz para practicar tu hobby favorito, y una mayor probabilidad de que el mal tiempo no te chafe la ruta que habías esperado toda la semana. Con el cielo despejado y el sol bien visible para iluminar tu camino, disfrutarás más que nunca del deporte del pedaleo, una actividad magnífica para el organismo y con un impacto muy bajo sobre músculos y articulaciones.

¿Cuáles son los beneficios del ciclismo para el organismo?

Se trata de un deporte con una gran exigencia cardiorrespiratoria que practicado con regularidad, ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a fortalecer el corazón. Por otro lado, también favorece la mejora del tono muscular y la pérdida de peso, y disminuye el riesgo de sufrir afecciones cardiovasculares. Si nos centramos en los beneficios para las personas con diabetes, como ejercicio aeróbico que es, ofrece una herramienta magnífica para mantener la forma física y controlar los niveles de glucosa en sangre y alejar posibles complicaciones de la enfermedad.

¿Qué precauciones has de tomar cuando salgas de ruta?

Que sea un deporte con tantos beneficios y tan poco impacto negativo en el cuerpo no significa, ni mucho menos, que esté exento de riesgo. Tiene sus peligros, sobre todo cuando se practica en carretera, y hay una serie de medidas de seguridad que deberían ser imprescindibles para todo el que lo practique. Además, los ciclistas con diabetes deberán tener en cuenta alguna precaución extra para evitar posibles bajadas de azúcar por el exceso de ejercicio.

  • El casco es el mejor amigo del ciclista. Proteger la cabeza es fundamental para reducir el riesgo de lesiones craneales en caso de un indeseado accidente. Por tanto, nunca deberías montar en bicicleta sin casco, aunque se trate de un trayecto corto.
  • Hidratación, que no falten los líquidos. Ten a mano el botellín, y rellénalo siempre que sea posible. El agua tiene funciones muy importantes en la práctica de todo deporte, como facilitar el transporte de sustancias en el organismo o ayudar a regular la temperatura corporal.
  • La alimentación… tu energía. No salgas de ruta, especialmente si va a ser intensa, sin haber desayunado o comido correctamente y dejado pasar un tiempo prudencial. Y ten a mano una fuente de glucosa de rápida absorción como Gluc Up 15, por si acaso notas que comienzan a bajar tus reservas de azúcar en sangre.
  • Precauciones al circular. Cada vez se escapa a menos gente el riesgo al que se exponen los ciclistas cuando salen a circular por carreteras transitadas por coches. Existen una serie de normas y recomendaciones de seguridad destinadas a ser respetadas por ambas partes, coche y ciclista, para reducir el riesgo de accidente. Como ciclista, te recomendamos:
    • Vestir indumentaria de colores vivos para ser visto con más facilidad por los conductores de otros vehículos.
    • Lleva luz delantera y trasera, y algún reflectante en la bicicleta, sobre todo si vas a pedalear cuando comience a ponerse el sol.
    • Respeta las normas de circulación, no te saltes ningún semáforo ni señal vial.
    • Señala las maniobras con los brazos para que el resto de ocupantes de la vía sepan con antelación qué vas a hacer.
    • Y, ésta para los conductores de coches y otros vehículos motorizados: respetad siempre el metro y medio de distancia con el ciclista al adelantar. No olvidemos que hay vidas en juego.

Compartir: WhatsApp