5 claves para superar con éxito la navidad

Ya entramos en la última semana de diciembre, esa que marca la frontera entre el último trimestre laboral del año y la inauguración de la temporada navideña. Aunque muchas personas trabajadoras ya hayan inaugurado esta Navidad durante las últimas semanas con las cenas de empresa, es ahora cuando realmente empieza la fiesta, y circulan en torno a nosotros comidas, cenas, salidas y montones de planes sociales y familiares que pueden afectar en mayor o menor medida a nuestro cuerpo y al control de nuestra diabetes.

Por ello creemos necesario hacer una pequeña “guía de supervivencia navideña” para que las personas con diabetes tengan claras varias pautas que les ayuden a superar estas semanas de banquetes, dulces y luces parpadeantes sin castigar a su organismo y, sobre todo, sin dejar de disfrutar de las fiestas.

  1. No dejes de hacer deporte. Ésta es tan evidente como difícil de llevar a cabo. No es sólo que el frío y la lluvia alimenten tus ganas de planes tranquilos y bajo techo; sino que tu agenda de eventos sociales, no sabes cómo, pasa de ser un páramo… ¡a hacer palidecer a la del alcalde! No pierdas la calma. Entra dentro de lo normal. Sólo necesitas dedicar unos minutos a planificar tu día y darte cuenta de que con un poco de organización serás capaz de sacar tiempo de la nada. Y, por otro lado, que el clima de la calle no te disuada de mover tu cuerpo, puesto que hay muchos ejercicios que puedes realizar sin salir de casa ni invertir demasiado tiempo. ¿Te animas?
  1. El glucómetro, siempre a mano. Parece de cajón de madera de pino, pero con los planes, las prisas, las bolsas, los regalos y el ajetreo de la fiesta navideña, las cosas más obvias e indispensables pueden caer en el olvido. ¡Que no pase! Y, a la hora de medir la glucosa, no olvidéis lavaros bien las manos para evitar el síndrome de los dedos dulces, especialmente en estas fechas de turrones y mazapanes.
  2. Los dulces, si son caseros, mejor. Puede dar más pereza, pero si aprendes a preparar tus propios turrones y mazapanes controlarás tanto sus ingredientes como cantidades, y será por tanto más fácil contabilizar las raciones de hidratos que ingieres. Además… ¡puedes hacer de ello un plan divertido en familia o pareja! Aquí tienes algunas recetas.
  3. Por reyes… pide salud. ¿No sabes qué pedir a los Reyes Magos? ¿No te falta nada indispensable? Intenta hacer un esfuerzo y, en lugar de pensar en tus hobbys de sofá y tele a la hora de elaborar la lista, piensa en tus gustos más activos. ¿La montaña, el fútbol, la bicicleta? Piensa en qué te deporte te gustaría profundizar más y piensa en qué equipamiento te podría venir bien para practicarlo más a menudo. ¡Será un regalo y un reto al mismo tiempo! Aquí tienes algunas sugerencias.
  4. Sobre todo… ¡disfruta! (estrés) El estrés puede afectar muy negativamente a la salud en general y a la diabetes en particular, aumentando los niveles de azúcar. La Navidad es un período de desconexión mental, por un lado y, sobre todo, de estar en compañía de la gente que quieres: pareja, familia, amistades…

Tómate la Navidad como lo que es: unas semanas para disfrutar y sonreír, y no para estar a disgusto. Si estas fiestas te va a tocar, por compromiso, coincidir con personas tóxicas o negativas con las que preferirías no tener contacto, trata de limitar al máximo tu exposición a esas personas, lo justo para respetar las normas de cortesía y no generar mal ambiente.

Controla tu diabetes y no dejes de vigilar tus niveles de glucemia, sí, pero… ¡disfruta! Siempre que respetes tus raciones de hidratos y aparques el sedentarismo, si tienes la mente despejada y te rodeas de gente que te hace feliz, ¡podrás disfrutar de unas geniales fiestas navideñas!

Compartir: WhatsApp